Este mes os contaremos la conmovedora historia de Trufa, una cachorra con mucha suerte.

A Trufa la dejaron en la perrera municipal junto a sus hermanos con apenas un mes de vida. Fue adoptada dos días después por una joven pareja, Rocío y Alejandro, quienes querían regalarla a un familiar.

El mismo día de la adopción la pequeña cayó enferma, por lo que muy  preocupados por ella decidieron traerla al veterinario. Tras varias visitas al Hospital, tratamientos y mucho cariño por parte de esta pareja, Trufa consiguió superar su enfermedad.

Ahora, están totalmente dedicados a los cuidados de la pequeña, incluso han cambiado horarios de trabajo para que pase el menos tiempo posible sola en casa.

Es por ello y por todo el cariño que ya le tienen que no quieren darla. Han decidido buscar otro “peludín” para su familiar y así Trufa tendrá otro compañero de juegos en la familia.

El amor de Trufa ha abierto tanto sus corazones que Rocío y Alejandro se están planteando darle un hermanito

.

 

 

 

Especial cachorros

Chequeo geriátrico

Propietarios de gatos